mayo 18, 2024
México, Ciudad de México
Cuidado y bienestar Salud física

Quiropraxia 

En la quiropraxia, una práctica basada en la manipulación del cuerpo, la relación entre la estructura de la columna vertebral y la función del sistema nervioso se interpreta como la clave para mantener o restablecer la salud. El principal método empleado para la corrección de esta relación es la manipulación de la columna vertebral. Los quiroprácticos también pueden proporcionar terapias físicas (en forma de calor o de frío, estimulación eléctrica y estrategias de rehabilitación), masajes o acupresión, o bien recomendar ejercicios o modificaciones en el estilo de vida. Pueden recomendar maneras de reorganizar las cosas en su entorno de trabajo para que sean más fáciles y seguras de usar (cambios ergonómicos). Estos cambios pueden ayudar a prevenir problemas como el dolor de espalda.   

Algunos quiroprácticos emplean la manipulación de la columna vertebral para corregir supuestas desalineaciones de las vértebras en un intento de restablecer el flujo de energía vital. Estos quiroprácticos practican un híbrido de terapia energética y manipulativa. Otros quiroprácticos rechazan esta creencia. 

Usos medicinales 

La quiropraxia es objeto de estudio actualmente. Los problemas tratados con mayor frecuencia por la quiropraxia son dolor lumbar, cefalea, dolor cervical y dolor neurológico debido a compresión nerviosa. 

Los ensayos clínicos (estudios para determinar la inocuidad y la eficacia de los tratamientos en los seres humanos) desarrollados hasta el momento han demostrado que la quiropráctica es eficaz para el alivio del dolor lumbar a corto plazo. Las guías de práctica médica convencional incluyen la quiropraxia como una opción de tratamiento para la lumbalgia aguda que persiste a pesar de las medidas que el sujeto toma por su cuenta. La persistencia de este tratamiento más allá de 3 meses no proporciona beneficio. 

La utilidad de la manipulación para otras patologías no relacionadas de manera directa con el sistema musculoesquelético (como el asma, los cólicos y las otitis infantiles) no ha sido establecida. Los pocos estudios que se han realizado sugieren que la manipulación no es eficaz para estos trastornos. 

Posibles efectos secundarios 

Son raras las complicaciones graves derivadas de la manipulación de la columna vertebral, como dolor lumbar o lesión en los nervios o en las arterias cervicales. Otros efectos secundarios pueden ser malestar, cefalea y fatiga, que generalmente desaparecen en las primeras 24 horas. La manipulación de la columna vertebral no se recomienda en personas que padecen alguna de las siguientes patologías: 

  • Osteoporosis 
  • Síntomas de lesión o disfunción nerviosa (neuropatía), como una pérdida de sensibilidad o de fuerza en uno o más miembros 
  • Cirugía espinal previa 
  • Accidente cerebrovascular (ictus) 
  • Trastornos de los vasos sanguíneos 

Fuentes: Denise Millstine , MD, Mayo Clinic/National Center for Complementary and Integrative Health (NCCIH): Chiropractic 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *